Aprende a cultivar cebolletas en casa

01/06/2016

Las cebolletas son una variedad de cebollas sin bulbo. Están disponibles prácticamente todo el año y aportan a las ensaladas un toque muy sabroso, ya que tienen un sabor más suave. La planta produce una floración permanente, con escapos de 20 a 30 cm de altura, que sustentan vistosas umbelas de color púrpura que producen numerosas semillas, parecidas a la de la cebolla, aunque más pequeñas y que pueden usarse para establecer el cultivo. Las cebolletas son muy fáciles de cultivar, podemos hacerlo en maceta, siempre que tenga un mínimo de ancho 12 cm, largo 12 cm y alto 12 cm.

Para que nos salgan perfectas, debemos eliminar las malas hierbas con regularidad y regar cuando la planta lo necesite, y de forma constante. Al inicio de la siembra, las primeras semanas, necesitamos que la tierra esté húmeda constantemente, más tarde la tierra debe estar más seca para que se forme correctamente.

Las cebolletas no suelen tener muchas plagas, aunque recomendamos sembrar cerca perejil, ya que éste mantiene alejada a la mosca de la cebolla.

¡Entre 60 y 70 días ya podrás empezar a recolectar tus cebolletas!

Maceta de cebolleta

Usos culinarios de los tubérculos

14/10/2015

Los tubérculos tiene propiedades alimentarias, ya que posee muchos nutrientes y vitaminas. El abuelo te recomienda:

Los nabos se consumen cocidos, ya que “suaviza” muchos guisos. Sus hojas (que reciben el nombre de “nabiza”) sustituyen a los grelos en el “caldo gallego”. En sentido estricto, los grelos son las hojas de dos variedades que se aprovechan principalmente para esta finalidad, Blanco de Lugo y Temprano de Santiago.

Lavar las remolachas cuidadosamente sin romper la cáscara. Roturas y cortadas permiten que el color y el valor nutritivo se escapen. Después de cocinarlas, la cáscara (piel) de la remolacha puede quitarse fácilmente frotándola.

Además, el abuelo nos enseña cómo hacer una crema de remolacha fría, receta fácil para sorprender a todos en casa:

1- Sofreímos las cebollas y el ajo con el aceite de oliva y una pizca de sal durante 10-12 minutos.
2- Añadimos las zanahorias y el pimentón, 2 tazas de agua y el orégano. Tapamos y cocemos durante 20 minutos.
3- Añadimos la remolacha y la hacemos puré. Agregamos el vinagre y el jugo de manzana y por último, dejamos enfriar y servimos con las guarniciones.

¡Buenísimo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.  [ Aceptar ]