Usa plantones de calidad

Hasta ahora hemos visto varios consejos sobre la creación de huertos urbanos, pero hemos dejado para el final uno de los más básicos, la calidad de los plantones que vamos a utilizar. Y es que por mucho que cuidemos las características ecológicas del área o las condiciones climáticas, la calidad de la planta afectará a la buena marcha del huerto.

La importancia de este punto es tal, que usar plantones de baja calidad puede afectar el huerto incluso pasados varios años, por eso es tan importante que te asegures hacerte con buenos plantones.

La calidad de una planta depende de cuatro factores: la calidad genética de la misma, la morfología, la fisiología y el estado de salud de la misma. Cuando hablamos de la salud de la planta, nos referimos a la posible existencia de agentes patógenos que puedan impedir su correcto desarrollo y el de las plantas a su alrededor.

En El Huerto del Abuelo contamos con plantones ecológicos, de gran calidad, y que siguen todas las normativas. Por eso nuestros plantones vienen con su sello de calidad y toda la información relativa a la planta y sus orígenes y composición.


El mejor recipiente para tus plantas

Elegir la maceta o jardinera en la que plantar nuestros plantones es crucial para su correcto desarrollo. Por esto es importante conocer los tipos de macetas que existen y cuál es la mejor para que nuestra planta crezca fuerte y saludable.

Tipos de macetas

Algo desconocido para muchos usuarios es que dependiendo de si estamos trabajando con plantas de exterior o interior debemos elegir una maceta apta para cada tipo de planta. Esto es así porque cada una cumple con los requerimientos específicos de las plantas de uno u otro ambiente.

Respecto a las macetas para plantas de exterior tendremos que tener en cuenta distintos aspectos como el drenaje, la resistencia a las heladas y los rayos solares y la facilidad para transportarlas y moverlas de un sitio a otro.

A la hora de elegir entre los tipos de macetas cuando se trata de plantas de interior, no tendremos tanto problema, pues cualquier material será apto al no sufrir las inclemencias del tiempo y siendo las temperaturas dentro de casa mucho más estables que en el exterior.

Sustrato, el alimento de tus plantas

Hay quien piensa que el sustrato es un aspecto poco importante a la hora de plantear el huerto, sin embargo, es fundamental elegir un buen sustrato para el crecimiento y bienestar de las plantas. Solo hay que pensar en que es precisamente el sustrato el encargado de alimentar a las plantas y dar todos los nutrientes y la sujeción que necesitan.

Por supuesto, hay muchas plantas diferentes y no todas tienen las mismas necesidades, por lo que no todos los suelos son aptos para cualquiera de ellas. Hay plantas que requerirán de un suelo pesado que retenga mucho el agua, mientras que otras especies necesitarán tierras más porosas.

Otro aspecto del suelo a tener en cuenta es el nivel de pH, un índice fundamental para que cada determinada especie prospere y crezca sana.

El riego en su justa medida

Una de las cosas con las que más fallamos es con el riego de nuestros plantones.  Para crear nuestro propio huerto necesitamos conocer el consumo de agua que va a tener cada una de las plantas. Desde El Huerto del Abuelo os damos unos puntos a tener en cuenta. Y es que el riego es una tarea fundamental y debemos planificarlo bien para que el sustrato se mantenga húmedo pero sin llegar a encharcarse, de forma que las plantas puedan crecer y desarrollarse correctamente.

Factores a tener en cuenta

La falta de agua en periodos con pocas lluvias y/o mucho calor puede provocar “estrés hídrico” en la planta, que producirá menos, o puede incluso marchitarse y secarse. Pero también un riego excesivo es perjudicial, porque el agua sobrante que sale por debajo del recipiente de cultivo se lleva consigo parte de los nutrientes. Además, las raíces pueden asfixiarse, y también aumentan las posibilidades de que aparezcan plagas y enfermedades, sobre todo hongos, debido al ambiente húmedo que se genera alrededor de las plantas.

Por lo tanto tendrás que tener cuidado y regar frecuentemente pero con riegos ligeros, teniendo en cuenta las necesidades de los cultivos, el tamaño del recipiente y la densidad de plantas (cuanto menos volumen de tierra haya para cada planta menos cantidad de agua se podrá almacenar y durante menos tiempo), el tipo de sustrato (unos retienen más agua que otros) y la climatología.

El lugar ideal para tu huerto

No todos tenemos la suerte de poder contar con un terreno con el mejor de los climas y todo el espacio necesario para plantar. Por eso, para crear nuestro propio huerto es vital elegir el espacio idóneo para lograr el éxito. Este es el primer consejo de El Huerto del Abuelo a tener en cuenta antes de ponernos manos a la obra.

Seleccionar el lugar ideal

Un huerto ecológico urbano debe ocupar un lugar bien ventilado, soleado y que reciba luz natural durante el máximo tiempo posible. Lo ideal es que reciba la luz del sol durante al menos 6 horas, por lo que deberías orientarlo al sur, ya que la radiación solar será superior.

Por supuesto, la cantidad de luz solar necesaria dependerá mucho de las especies y variedades que cultivemos. Si cuentas con pocas horas de luz natural, infórmate sobre qué variedades son las mejores para ti. En verano, por ejemplo, si tenemos muchas horas de sol recurriremos a cultivos exigentes como las berenjenas, los tomates o los pimientos, mientras que si recibimos menos horas de sol, optaremos por cultivos menos exigentes como lechugas, cebollas, rábanos, fresas.

consejos huerto luz natural

Calendario lunar mayo 2017

Cada mes, desde El Huerto del Abuelo te ofrecemos un calendario lunar donde puedes consultar qué hacer en tu huerto, según el mes y la fase lunar.

Calendario lunar mayo

Luna creciente: Recolección de plantas medicinales. Aplicamos fertilizantes y tratamientos preventivos. Realizar maceraciones y otros preparados para plagas y fertilizar. Siembra de plantas de fruto (tomates, pimientos, berenjenas…) favorece la fructificación. Poner el mantillo o acolchado. Realización de injertos. Recoger semillas. Escardas.

Luna llena: Abonar y fertilizar la tierra. Cosechar, trasplantar, desherbar, entutorar. Periodo de reposo

Luna menguante o decreciente: Aplicación de tratamientos para evitar y combatir plagas. Multiplicación de plantas por acodos y esquejes. Siembra de tubérculos y raíces. Cosecha de frutos. Labores generales de limpieza en la huerta.

Luna nueva: Tutorado de cultivos, eliminación de plantas no deseadas y aporques.

Luna descendente: Momento propicio para cosechar hortalizas de raíz y bulbo (patata, boniato, rabanito, nabo) y sembrar hortalizas de hoja (lechuga, acelga, espinaca, berza). Trabajamos la tierra y aportamos abono o compost.

Luna ascendente: Prepara los injertos y cortamos esquejes, aunque los reservaremos para plantar en descendente. Momento idóneo para cosechar hortalizas de hoja, tallo y fruto (son más jugosos) y sembrar aquellos cultivos de los que aprovechamos su parte aérea (hojas, frutos, flores)

 

Proyecto Huerto

¡Ya hemos comenzado con el Proyecto Huerto! Un maravilloso proyecto que compartimos con los colegios del país. ¿Aún no sabes qué es? ¡Te lo contamos!

¿Qué es el Proyecto Huerto?

Desde El Huerto del Abuelo hemos creado el “Proyecto Huerto”, un proyecto para fomentar la creación de huertos escolares, donde los más pequeños puedan aprender a cultivar y cosechar sus propios productos, 100% naturales y con un sabor auténtico. Con este proyecto, promovemos una vida sana, además de acercar a los más pequeños a la naturaleza.

Proyecto Huerto

¿Por qué nos encantan los huertos?

En el Huerto del Abuelo somos semillero, vivero y punto de venta, pero sobre todo somos unos apasionados de la agricultura y la producción hortícola. Conocemos muy bien nuestros productos y apostamos por el placer del auto-cultivo y el hobby cultivo, algo muy gratificante y satisfactorio.

El sabor auténtico, tradicional y natural de los productos madurados al sol y cultivados con cariño, nos hacen volver a los orígenes y nos vincula 100% con la naturaleza, esa que en ocasiones olvidamos en nuestro día a día.
En el Huerto del Abuelo pensamos que cuidar tu huerto, recoger los frutos de lo sembrado, fomentar la vida sana y saludable entre nuestros hijos y disfrutar del ocio sostenible… ¡Es la mejor terapia anti estrés y la mejor forma de aprender para los más pequeños!

¿Por qué crear un huerto?

Los huertos urbanos fomentan el medio natural y la sostenibilidad. Generan valor e interés social… ¡Es un modo de vida!

Cuando iniciamos un huerto, nuestro fin es ver como crecen y maduran los productos que hemos sembrado con mucho cariño, algo que nos produce un gran bienestar, y que si además lo hacemos en compañía creará un vinculo, una cohesión y motivación colectiva, fomentando la colaboración y comunicación entre los participantes y motivando la integración entre distintas generaciones por un objetivo común.

Impulsa el interés y genera curiosidad y ganas, desde los más pequeños hasta los más mayores, por compartir, participar y aprender de labores de cuidado, mantenimiento y producción. En definitiva, volver a reencontrarse con los ciclos naturales.

El hecho de tener un huerto nos hace estar en contacto con las plantas, y este vínculo hace que comprendamos mejor a la naturaleza, mostrándonos la importancia de las estaciones del año en nuestro cultivo. Todo esto nos lleva a volver a entender el mundo como un gran ciclo.

Proyecto Huerto

 ¿Cómo beneficia a nuestra alimentación los productos del huerto?

Lo primero que sentimos al recoger nuestra cosecha es la satisfacción de poder consumir un producto natural, sano y sobre todo de haberlo plantado nosotros mismos. La calidad y naturalidad de nuestros propios alimentos nos harán disfrutar aún más de ellos y valorar muchísimo a la naturaleza.

Cultivar y consumir productos de tu huerto fomenta una vida más sana y natural, mejorando nuestros hábitos alimenticios. Al ser de cosecha propia intentaremos consumirlo con mayor frecuencia de lo habitual, por lo que en consumo de hortalizas en nuestra dieta aumentará notablemente. Además, ahorraremos llevando una vida más sana y con un nuevo hobby muy gratificante. ¿te animas a crear un huerto escolar?

Proyecto Huerto

¿Cómo lo hacemos?

Si tenéis en el cole un pequeño huerto, que cuidáis con mucho cariño, desde El Huerto del Abuelo queremos colaborar aportando nuestros productos:

  • 1 cajón con más de 144 plantones hortícolas, compuesto por: tomate, pimiento, berenjena, calabacín, pepino, sandía, melones, calabazas… ¡y muchos más!
  • 1 cajón con 20 plantas aromáticas, compuesto por: hierbabuena, tomillo, orégano, fresas, perejil, stevia… ¡y mucho más!

Nosotros estaremos encantados de colaborar con vuestro colegio, y sólo os pedimos que compartáis vuestra experiencia en las redes sociales, que nos mencionéis y que compartamos el contenido de este proyecto ¡tan saludable!

De esta forma otros colegios conocerán la bonita y gran labor que desempeñáis y podremos hacer que en un futuro, no muy lejano, todos los coles tengan un huerto que cuidar.

¿Queréis formar parte de este proyecto? ¡Escríbenos un mensaje privado en nuestras redes sociales!

Calendario lunar abril 2017

Cada mes, desde El Huerto del Abuelo te ofrecemos un calendario lunar donde puedes consultar qué hacer en tu huerto, según el mes y la fase lunar.

Calendario lunar abril 2017

Luna creciente: Recolección de plantas medicinales. Aplicamos fertilizantes y tratamientos preventivos. Realizar maceraciones y otros preparados para plagas y fertilizar. Siembra de plantas de fruto (tomates, pimientos, berenjenas…) favorece la fructificación. Poner el mantillo o acolchado. Realización de injertos. Recoger semillas. Escardas.

Luna llena: Abonar y fertilizar la tierra. Cosechar, trasplantar, desherbar, entutorar. Periodo de reposo

Luna menguante o decreciente: Aplicación de tratamientos para evitar y combatir plagas. Multiplicación de plantas por acodos y esquejes. Siembra de tubérculos y raíces. Cosecha de frutos. Labores generales de limpieza en la huerta.

Luna nueva: Tutorado de cultivos, eliminación de plantas no deseadas y aporques.

Luna descendente: Momento propicio para cosechar hortalizas de raíz y bulbo (patata, boniato, rabanito, nabo) y sembrar hortalizas de hoja (lechuga, acelga, espinaca, berza). Trabajamos la tierra y aportamos abono o compost.

Luna ascendente: Prepara los injertos y cortamos esquejes, aunque los reservaremos para plantar en descendente. Momento idóneo para cosechar hortalizas de hoja, tallo y fruto (son más jugosos) y sembrar aquellos cultivos de los que aprovechamos su parte aérea (hojas, frutos, flores)

 

¿Qué sabes del Curry?

¿Sabes qué es el curry? ¿Lo utilizas en tus platos? En este post os contaremos qué es el Curry, su origen, algunas curiosidades sobre este condimento y los diferentes tipos que puedes encontrar.

¿Qué sabes del Curry?

El Curry, a pesar de estar muy extendido y ser uno de los condimentos más utilizados a nivel mundial, proviene de la India. La palabra con la que se conocía a esta especia era Kari, que significa salsa o especia en Tamil, idioma hablado en el sur de la India. Allí elaboraban unos platos con un sabor muy característico, penetrante y picante, y lo hacían con la hoja del árbol del Curry. Aunque el sabor es igual de característico, no debemos confundir las hojas que se extraen de este árbol, con el Curry tal y como lo conocemos hoy en día, que es una mezcla de especias.

¿Qué sabes del Curry?

Este aderezo, como hemos mencionado, no puede considerarse una especia en sí, ya que el está compuesto de la mezcla de varias especias: cúrcuma, cilantro, comino, cardamomo, ají, nuez moscada, jengibre, canela, clavo… Actualmente, hay muchas variedades de Curry, ya que cada cocinero añade o elimina de su receta la especia que quiera 🙂 Aún así, siempre hay una base clara para prepararlo.

¿Qué sabes del Curry?

En Europa está muy extendido, pero sobre todo es la reina de las especias en Inglaterra. Actualmente hay más restaurantes en Reino Unido donde poder degustar el Curry, que en Bombay. Esto se debe a que los soldados de la Armada Británica se quedaron enamorados del sabor del Curry tras la colonización, y decidieron exportarlo a su país.

A día de hoy, hay más de 10.000 establecimientos donde poder adquirirlo y degustarlo, a lo largo del país. Tanta es la influencia, que existen dos pueblos en Reino Unido que rinden homenaje a esta especia: North Curry en el condado de Somerset y West Curry, en Cornwall.

¿Qué sabes del Curry?

En España, ya hace muchos años que el Curry está presente en nuestra cocina y en nuestros platos, siendo la receta más consumida el pollo con Curry, aunque cada vez más, se usa como condimento para salsa en muchos comidas.

¿Qué sabes del Curry?

Aunque hay muchas variedades de Curry, las más conocidas y populares son: el Curry Amarillo, el Curry Rojo y el Curry verde.

El Curry Amarillo es el más habitual y más consumido, en el que predomina la cúrcuma, es por esto que se caracteriza por el color amarillo. El curry amarillo se sirve por regla general con carnes y pescados y suele ser acompañado de arroz.

El Curry Rojo es el más utilizado en la cocina Tailandesa y se suele hacer con pasta de Curry de color rojo, de ahí el nombre y el color del mismo. Este Curry se utiliza más con pescado y suele ser mucho más picante que el Curry Amarillo.

Por último, el Curry Verde, también es uno de los más utilizados en la cocina Tailandesa, se caracteriza por su sabor picante y tiene dos ingredientes principales que hacen que tenga ese color: hojas de lima kaffir y hojas de albahaca tailandesa.

¿Qué sabes del Curry?

No esperes más para tener tu propio Curry en casa y utilizarlo en tu cocina 😉 ¡Ya lo tenemos disponible en El Huerto del Abuelo! 😉

Calendario lunar marzo 2017

Cada mes, desde El Huerto del Abuelo te ofrecemos un calendario lunar donde puedes consultar qué hacer en tu huerto, según el mes y la fase lunar.

Calendario lunar marzo 2017

Luna creciente: Recolección de plantas medicinales. Aplicamos fertilizantes y tratamientos preventivos. Realizar maceraciones y otros preparados para plagas y fertilizar. Siembra de plantas de fruto (tomates, pimientos, berenjenas…) favorece la fructificación. Poner el mantillo o acolchado. Realización de injertos. Recoger semillas. Escardas.

Luna llena: Abonar y fertilizar la tierra. Cosechar, trasplantar, desherbar, entutorar. Periodo de reposo

Luna menguante o decreciente: Aplicación de tratamientos para evitar y combatir plagas. Multiplicación de plantas por acodos y esquejes. Siembra de tubérculos y raíces. Cosecha de frutos. Labores generales de limpieza en la huerta.

Luna nueva: Tutorado de cultivos, eliminación de plantas no deseadas y aporques.

Luna descendente: Momento propicio para cosechar hortalizas de raíz y bulbo (patata, boniato, rabanito, nabo) y sembrar hortalizas de hoja (lechuga, acelga, espinaca, berza). Trabajamos la tierra y aportamos abono o compost.

Luna ascendente: Prepara los injertos y cortamos esquejes, aunque los reservaremos para plantar en descendente. Momento idóneo para cosechar hortalizas de hoja, tallo y fruto (son más jugosos) y sembrar aquellos cultivos de los que aprovechamos su parte aérea (hojas, frutos, flores)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR
Secured By miniOrange