El pepino, mucho más que un alimento

Los pepinos son un alimento rico en vitaminas y nutrientes, tienen más vitaminas de las necesitamos tomar a diario. Además de esto, el pepino tiene muchos más usos, que quizás no conocías. Te lo detallamos en este artículo, sorprendente, ¿verdad?

Usos del pepino

  • Si odias que el espejo del baño se empañe cuando salimos de la ducha… ¡El pepino es la solución! Frota el espejo con una rodaja de pepino, lo desempañará y dejará un aroma relajante en la habitación. Además si queremos que nuestro baño parezca un spa, sólo tenemos que hervir unos pepinos y tendremos la fragancia exacta para darnos ese baño relajante, aún más motivados.
  • El pepino es un buen repelente contra plagas e insectos en tu huerta. Si cortamos unas rodajas, las colocamos en un recipiente y las dejamos en nuestra huerta, ahuyentaremos y tendremos menos bichos y plagas en nuestros cultivos.
  • Cuando vuelves de realizar deporte o algún ejercicio físico que te deje muy cansado y pienses que necesitas tomar azúcares para reponer energía, no te tomes un refresco, cómete unos trozos de pepino. Además de ser sanos, aportan vitamina B, la que necesitamos en esos momentos.
  • ¿Tienes alguna zona en tu cuerpo donde tengas celulitis e intentas eliminarla? De nuevo el pepino es la solución. Los fitoquímicos del pepino hacen que el colágeno de la piel se apriete. Por lo que frotando una rodaja, durante unos minutos, conseguiremos reafirmar la capa exterior y reducir la celulitis .
  • Cuando nos tomamos unas copitas de más o tenemos un gran dolor de cabeza, la mejor manera de solucionarlo es tomándonos unas rodajas de pepino antes de irnos a dormir. El pepino, al contener azúcares y vitamina B, repondrá nuestros nutrientes esenciales perdidos, y nos levantaremos frescos y como nuevos.
  • El pepino tiene unos químicos que también sirven para limpiar y dejar brillo en nuestros zapatos. Si tienes una cita urgente y no sabes cómo dejar como nuevo esos zapatos que tanto te gustan… frota un trozo de pepino sobre ellos y tendrás, de forma rápida, los zapatos muy mejorados.

Después de esto… ¡¡Vamos a cultivar pepinos!!

¿Quieres cultivar pepinos? Cuidado con la araña roja

La araña roja es un ácaro muy pequeño, y si está en tus cultivos, podrás encontrarlo en el suelo o formando colonias en el envés de las hojas, donde vive alimentándose de la savia que succiona de ellas. Es una de las plagas más comunes del pepino.

Al succionar la savia, las hojas se decoloran y pueden aparecer manchas blanquecinas o amarillentas. Estas manchas pueden aumentar, secarse y provocar que se seque toda la hoja y se caiga. Como consecuencia la planta puede llegar a debilitarse, reduciendo la calidad y cantidad de la cosecha.

Además de estos daños que vemos, la araña roja también puede trasmitir algún virus si ha estado en contacto con alguna planta enferma.

Para prevenir esta plaga, debemos controlar las malas hierbas para que estos ácaros no se queden cerca de nuestros cultivos.

Además, abonar de forma suficiente y con un fertilizante de calidad, favorecerá la resistencia de las plantas de tu huerto a plagas y enfermedades.

La humedad afecta negativamente y ayudar a reducir las colonias de esta plaga . Pulveriza con agua las hojas si crees que puedes tener este ácaro en tu planta.

Los tratamientos naturales que podemos utilizar son:

El caldo de ajo:

Batir cuatro o cinco dientes de ajo junto con medio litro de alcohol y medio litro de agua. Luego colar la mezcla y conservarla en un bote o frasco tapado en la nevera. A la hora de aplicar, diluir y pulverizar sobre los cultivos afectados.

Pulverización con Azufre:

Las pulverizaciones con productos de azufre son muy eficaces para luchar contra la araña roja.

Así tus pepinos saldrán ¡perfectos!

Plaga araña roja, pepino.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR
Secured By miniOrange