Usos culinarios de las hierbas aromáticas

Las hierbas aromáticas forman parte de la cultura popular que ha sabido encajarlas en un estilo de cocina que no solo se preocupa de la calidad y el sabor sino también de la dietética y la nutrición.

La menta se utiliza tanto fresca como seca ya que no pierde su aroma. Utilizada en pequeñas cantidades congenia prácticamente con todas las hierbas y especies de la cocina. Todas las mentas tienen un intenso aroma y producen una sensación de frescor en la boca. En la cocina se suele utilizar para acompañar cordero, ensaladas de pepino, patatas nuevas, mariscos, guisantes y es un ingrediente de la salsa agridulce inglesa.

La melisa no destaca por su cualidades estéticas, sino por sus cualidades herbales y aromáticas. Sabor agradable y fresco, a limón. También se utilizan las hojas para condimentar platos como substitutivo de la cáscara del limón. Las hojas se utilizan, tanto frescas como secas, para aromatizar ensaladas, salsas, sopas, platos de carne y de verduras, postres y confituras.

La ajedrea se usa para dar sabor a embutidos, carnes y sopas.Las hojas sirven para condimentar verduras, salchichas, rellenos y platos de carne y forman parte de las «hierbas provenzales». No congenia con el orégano ni con la mejorana. Sabor fresco, algo amargo y fuerte, capaz de ocultar el olor y sabor de otras hierbas aromáticas, por lo que se recomienda utilizarla con discreción. El sabor es parecido al orégano y a la pimienta. Facilita la digestión de los platos ricos en féculas. Según los gourmets se consiguen platos mas delicados con la ajedrea fresca.

La albahaca es una de las plantas aromáticas más preciosas en la cocina, tiene un gusto dulce, es fragante y parece mas fuerte cuando, en verano, el sol aumenta su intensidad. La albahaca es buena no solo con tomates (exquisita combinación) sino también con pimientos morrones, berenjenas y calabacines, con pollo, huevos y bistec. Se añade a los platos al final, ya que no se debe cocer y ademas se puede congelar. Con cuidados y el calor adecuado, puede aguantar con hojas en interiores hasta mediados de invierno, todo un lujo para los que prefieren hojas frescas.

El romero, por su olor y sabor fuertes, cubre el aroma de otras especias y hierbas por lo que se debe utilizar moderadamente. Por esto se recomienda emplearlo solo o en mezclas con pocos ingredientes, por ejemplo con ajo, ó tomillo, etc. En pequeñas cantidades congenia con cebolla, laurel, tomillo, y algunas especias como la pimienta. Va muy bien con las salsas de tomate. El mejor aceite se obtiene de los tallos tiernos, durante inmediatamente después de la floración.

Compartir:
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR
Secured By miniOrange